Jorge Winckler Ortiz, titular de la FGE de Veracruz, informó que la dependencia no puede acusar a Karime Macías de Duarte, esposa del exgobernador Javier Duarte de Ochoa, de enriquecimiento ilícito debido a que ella no era funcionaria pública y tampoco recibía algún salario.

En rueda de prensa, explicó que el cargo de la exprimera dama al frente del patronato del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) sólo era honorifico.

Aclaró que en el DIF Estatal había otras personas encargadas de ver las compras y otros asuntos de tipo administrativo, pues Karime Macías sólo dirigía el patronato.

Sin embargo, confirmó que existe una denuncia en contra de ella ante la Procuraduría General de la República (PGR) y el Servicio de Administración Tributaria (SAT) por presunto lavado de dinero.

“Estoy seguro que la PGR esa investigación la tiene avanzada y que próximamente veremos un resultado en el que se establezca si ella participó o no en este delito que señalo es de materia federal”, señaló.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here