Tras los hechos violentos ocurridos el fin de semana en Córdoba y Coatzacoalcos, el gobernador Miguel Ángel  Yunes Linares reconoció que el problema más grave que enfrenta Veracruz es el de las ejecuciones y admitió que han ido creciendo en la entidad, “es un tema que preocupa, ya que pone en riesgo a la sociedad común”.

Entiendo perfectamente bien la preocupación de la sociedad por lo que está pasando, yo no soy un gobernador que salga a decir que no ha pasado nada, que las cosas ahí van, que todo está perfectamente bien”,  aseveró.

Lo anterior durante la firma de acuerdo de coordinación de acciones para el restablecimiento de la Policía Municipal en Coatzacoalcos, en donde detalló que hay un enfrentamiento entre bandas de delincuentes, “antes estaban más organizadas y ahorita hay muchas bandas que están delinquiendo como células”.

Enfatizó que  en Coatzacoalcos recientemente se desarticuló una banda y se ha ido desarticulando algunas otras estructuras.

Cabe señalar que el mandatario estatal reconoce dicho delito después de que el pasado fin de semana se registraran dos casos de ejecuciones, uno el sábado en Córdoba, donde una menor de edad y su padre perdieron la vida, mientras que su madre resultó herida de gravedad debido a que un par de sujetos abrieran fuego en contra de ellos.

El segundo se reportó la mañana del domingo en Coatzacoalcos, cuando las autoridades fueron alertadas de tres hombres desollados en una vivienda.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here