Tras el parón de la Liga MX y la reasignación de fechas para los partidos suspendidos, los Tiburones Rojos de Veracruz han dejado de pensar en Tigres y se preparan con miras al partido del martes contra Morelia.

Los entrenamientos en el Luis “Pirata” de la Fuente han cambiado de objetivos. Bajo las órdenes de Juan Antonio Luna, los escualos trabajaron espacios reducidos y las transiciones en ataque y defensa.

Los porteros tuvieron que responder a las exigencias de Alberto Guadarrama con ejercicios de potencia y coordinación; mientras que los elementos de cancha se enfocaron en circuitos para incrementar resistencia y velocidad.

Para finalizar, se puso especial atención en los disparos de media distancia, estrategia que podría ser la llave para abrir el marco purépecha.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here