Jorge Winckler Ortiz, titular de la Fiscalía General del Estado (FGE) de Veracruz, rechazó que se actúe con sesgo por tratarse de priistas involucrados en el caso de las despensas decomisadas en casa de la funcionaria Fabiola Balmori Durazzo.

Lo anterior al comprar el caso con la entrega de apoyos con el eslogan “Yúnete”, que si bien señaló como delito electoral, la prueba fue un video y en este caso fue flagrancia, por eso se actuó de inmediató, explicó.

Asimismo, confirmó que fueron detenidas seis personas, pero que los delitos electorales “no precisan detención preventiva oficiosa, no hay orden de detención y seguramente en las próximas horas van a obtener su libertad”.

Winckler Ortiz adelantó que podrían llamar a declarar a Víctor Pineda, reportero de Notiver que investigó y reveló el caso.

En cuanto a la directora de Servicios Municipales, Fabiola Balmori Durazzo, reveló que están tratando de localizarla pues debe presentarse a comparecer.

Finalmente, aclaró que ni el Colegio de Ingenieros Mecánicos y Electricistas ni la Cruz Roja han sostenido la versión de que las 700 despensas incautadas – cuyo valor individual oscila en los 250 pesos – fueran parte de una donación, por lo que se investigará de dónde salieron los recursos para su compra.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here