En su segundo día de su gira por el norte del estado, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares puso en marcha el sistema de agua potable en Moralillo, Tantoyuca, una obra que después de ocho años de estar abandonada, hoy está al servicio de los habitantes de siete comunidades indígenas.

En un comunicado, se informó que la obra se realizó con una inversión de 50 millones de pesos y beneficiará directamente a las congregaciones de Cerro Mirador, Cerro Jocutla, Corralillo, Zanja María, Esperanza Galera, Santa Elena Galera y Moralillo.

El mandatario estatal dijo que en Veracruz hay pequeñas comunidades donde habitan veracruzanos que tienen el mismo derecho que todos los demás a vivir bien, a gozar de buenos servicios, a tener servicios de salud, agua potable y servicios educativos de calidad.

Igual sucede con los sistemas de agua potable, tenemos que hacer un gran esfuerzo para que este trabajo del gobierno del estado beneficie integralmente a Veracruz, para que todos los habitantes sean tratados de la misma manera y reciban servicios de calidad, como sucede en las grandes ciudades”, destacó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here