Luego de que habitantes del municipio de Coxquihui bloquearan la carretera para exigir al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares atención médica ante el brote de una enfermedad respiratoria, elementos policiacos realizaron un desalojo con lujo de violencia.

Las exigencias señalaban carencias en los servicios de salud en la localidad de Ojite de Matamoros, por lo que habitantes del municipio tomaron la carretera desde la mañana.

Fue durante la tarde cuando elementos de la Fuerza Civil y de la delegación de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) desalojaron a los manifestantes con escudos y macanas.

Asimismo, se registraron cortes en el suministro de energía eléctrica para desalentar los actos de protesta.

“Yo ordené el desalojo”, Yunes

Por su parte, el gobernador Yunes Linares declaró “ayer yo ordené el desalojo y que se procese a las personas que bloquearon, es una decisión que yo asumí”.

En entrevista para el medio XEU Noticias, el mandatario declaró que los manifestantes “no pedían medicinas, pedían un laboratorio que se instalara en Ojite de Matamoros y eso es imposible porque los laboratorios están en los hospitales, no en las comunidades, y las pruebas clínicas se hicieron en un hospital”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here