En Sesión Solemne, María López de la Rica recibió el Premio Estatal a la Mujer Veracruzana 2018, en reconocimiento a su activismo orientado a la erradicación de la violencia de género desde una perspectiva jurídica social y a su promoción del ejercicio real de los derechos humanos de las mujeres, especialmente en las comunidades de la Sierra de Zongolica.

La diputada María Elisa Manterola Sainz, presidenta de la Mesa Directiva de la LXIV Legislatura, señaló que este reconocimiento se concede a las mujeres destacadas por su trayectoria de vida y obras que hayan contribuido al ejercicio de los derechos de las mujeres y la igualdad de género en Veracruz.

Se trata de la distinción más importante que el Congreso del Estado otorga en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer.

María López de la Rica es residente del municipio de Rafael Delgado desde agosto del 2002 y licenciada en Educación por la Pontificia Universidad Bolivariana de Medellín, Colombia. Es cofundadora del Centro Kalli Luz Marina, A. C. y ha trabajado con el Programa de Apoyo a las Instancias de Mujeres en las Entidades Federativas, de 2007 a 2017.

Es impulsora de una cultura de derechos, de justicia, de buen trato y de igualdad entre géneros, bajo el lema “que la costumbre sea el respeto a las mujeres” y a contribuido a visibilizar la gravedad del problema social de la violencia hacia las mujeres en las grupos indígenas de la entidad.

Tras agradecer la distinción, la galardonada dijo que hace más de 15 años que radica en el municipio de Rafael Delgado, Veracruz, y que tiene el corazón y la vida entregada a las mujeres veracruzanas; aunque –destacó- no solo las mujeres de Kalli son las que merecen esta distinción, sino todas las que día a día defienden sus derechos humanos, “quiero que en esta tribuna su voz sea escuchada”.

Advirtió que las mujeres indígenas en Veracruz, en la práctica, no tienen acceso a la justicia y enumeró las causas: por las largas distancias entre las comunidades a los centros de procuración de justicia; la ausencia de recursos para trasladarse; la carencia de intérpretes calificados; lo tedioso de los procesos jurídicos y la discriminación que sufren de parte delos servidores públicos, derivado de ideologías racistas.

Refirió que los institutos municipales de las mujeres, en la sierra, trabajan con muchas limitaciones para cumplir su labor sustantiva de atender a las mujeres que sufren violencia de género.

Por último, María López de la Rica solicitó que se lleven a cabo las acciones de la Alerta de Violencia de Género que fue declarada en la entidad para 11 municipios y que se dé atención a los 47 con población indígena mayoritariamente, “que se etiqueten los recursos necesarios para atender y sancionar la violencia contra las mujeres” recalcó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here