El gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, aseguró que no todos los contemplados como periodistas asesinados lo eran, pues algunos formaban parte del crimen organizado.

Gumaro, el de Acayucan (Gumaro Pérez Aguilando, ejecutado en diciembre de 2017), no era ningún periodista, era un halcón de la delincuencia y se demostró”, y agregó que Cándido Ríos Vázquez, asesinado en Hueyapan de Ocampo el pasado agosto, estaba con el líder de “Los Zetas” en la región el día de su muerte.

En cuanto al fotógrafo Edwin Rivera Paz asesinado el año pasado en agosto, señaló “es un señor que venía huyendo de Honduras y lo mataron en Acayucan. Qué grave, pero no lo mataron porque haya sido periodista. Esa es la realidad, no hay que exagerar las cosas. En Veracruz se respeta la actividad periodística“.

Asimismo, pidió no satanizar el hecho de que Leobardo Vázquez Atzin estaba preparando tacos en su negocio momentos antes de ser ejecutado.

Yo no sé porque han querido satanizar ahora el hecho de que el señor se dedicara a atender una taquería. Es como si un periodista además de tener la tarea de periodista se dedica a dar clases, se dedica a atender un negocio de lo que sea. No tiene nada de malo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here