Dos homicidas del periodista y activista Moisés Sánchez Cerezo, quienes se desempeñaban como elementos de la policía Municipal de Medellín, recibieron sentencias condenatorias y sanciones de 25 años de pena privativa de libertad.

El comunicador fue privado de la libertad y de la vida el pasado mes de enero de 2015, hechos cuya autoría les fue comprobada a los hoy sentenciados, identificados como Luigui Heriberto “N” y José Francisco “N”, quienes fueron procesados por la comisión de los delitos de homicidio doloso calificado e incumplimiento de un deber legal.

Con sustento en los hechos asentados en la Causa Penal 100/2017, el Juez Tercero de Primera Instancia radicado en el distrito judicial con sede en Veracruz, dictó el pasado 23 de marzo del año en curso el citado veredicto, el cual incluye el pago de reparación de daño por una suma de 332 mil 250 pesos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here