De acuerdo la versión del gobierno estatal, cuatro reos de alta peligrosidad provocaron el motín en el penal de La Toma, en el municipio de Amatlán, Veracruz, al enterarse que serían trasladados.

Se trata de Josele Márquez Balderas, “El Chichi”; Manuel Escalona, José Rolando Palacios Ramírez y Ángel Rojas Benítez, ligados al cártel de Los Zetas.

Josele Márquez Balderas, “El Chichi”, fue aprehendido en 2016 y junto con Manuel Escalona, “El Cachorro”, está vinculado al homicidio de la reportera Anabel Flores Salazar.

Fue recluido en el penal de Puente Grande, Jalisco, por uso de armas exclusivas del Ejército, pero un juez de Veracruz lo liberó al determinar que no hubo flagrancia en el delito.

Al salir del penal, le fueron presentadas seis nuevas órdenes de aprehensión por los delitos de homicidio doloso y secuestro, siendo recapturado e ingresado al penal de La Toma.

Manuel Escalona, “El Cachorro”, presunto jefe de plaza de “Los Zetas” en los municipios de Córdoba, Fortín, Amatlán, Ixtaczoquitlán, Orizaba, Río Blanco, Nogales y Camerino Z. Mendoza, fue detenido bajo los cargos de haber secuestrado y asesinado a la periodista Anabel Flores.

José Rolando Palacios Ramírez, “El Viejón”, operador de Los Zetas en el centro de Veracruz, fue detenido en octubre de 2017, en Córdoba, por cargos de homicidio doloso calificado.

Ángel Rojas, “La Paloma”, capturado en septiembre de 2017, está ligado a diversos secuestros y asesinatos, entre ellos al del periodista Ricardo Monlui Cabrera, quien fue ejecutado frente a su familia en el municipio de Yanga.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here