Luego de que el pleno del Congreso de Veracruz aprobara tipificar como delito la difusión de información o imágenes que dañara la reputación o autoestima de las personas, el gobernador de la entidad, Miguel Ángel Yunes, y el mandatario electo, Cuitláhuac García, se pronunciaron contra dicha reforma.

Con 40 votos a favor por parte del PAN, PRD, Morena y PRI, este 1 de octubre la ley de acoso cibernético –mejor conocida en redes sociales como “Ley Antimemes”–, cuya sanción va de los seis a los dos años de prisión y hasta cien días de trabajo comunitario a quienes difundan dicho tipo de contenido.

De acuerdo con el diputado José Kirsch Sánchez, el acoso cibernético no está tipificado como tal a nivel estatal ni federal al ser un fenómeno moderno, aunque merece ser castigado por el daño que causa, considerando las siguientes acciones:

  • Subir imágenes comprometedoras con frases “cómicas”
  • Crear perfiles falsos en nombre de la víctima
  • Dejar comentarios ofensivos en foros haciéndose pasar por la persona afectada
  • “Hackear” las cuentas de la víctima
  • Hacer circular rumores
  • Enviar amenazas por correo electrónico o mensajes de texto

En contra de la ley

Al respecto, el gobernador actual aseguró que vetará dicha ley, “toda vez que se considera inconstitucional por violentar la libertad de expresión de los veracruzanos”.

A través de un comunicado, apuntó que su administración se ha caracterizado por el respeto pleno a la libertad de pensamiento y de expresión… y siempre en contra de la censura.

Detalló que una vez que el Decreto sea recibido por el Poder Ejecutivo, lo regresará con observaciones al Congreso del Estado para su debido estudio, análisis y discusión.

Por su parte, García Jiménez afirmó que solicitará al Congreso local “que se revise el artículo 196 bis sobre ‘acoso cibernético’, en caso de concluirse su promulgación; pues me parece desmedida la pena y ambigua la redacción (sic)”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here