Este jueves, la Cámara de Diputados fue testigo de una escena desgarradora luego de que la legisladora de Veracruz, Carmen Medel Palma, se enterara de que su hija, Valeria, fue asesinada en Ciudad Mendoza.

El llanto de la diputada generó que compañeros se acercaran a ayudarla y la Mesa Directiva detuviera la sesión.

Más tarde, legisladores subieron a tribuna para pronunciarse contra “el estado de violencia en el que vivimos los mexicanos y las mexicanas”, declaró el diputado Pablo Gómez.

A su vez, en el Senado se guardó un minuto de silencio por la tragedia y condenaron la violencia, con la esperanza “de que esta situación cambie y que México recupere la paz“, aseguró Martí Batres, presidente de la Mesa Directiva de la Cámara Alta.

El asesinato de Valeria

Primeras versiones sostienen que la joven Valeria Medel, de 22 años, se encontraba esta mañana en un gimnasio en Ciudad Mendoza, Veracruz, ubicado a una cuadra del palacio municipal.

Entonces fue atacada por sujetos que irrumpieron en el establecimiento y detonaron armas de fuego contra la estudiante de Medicina de la Universidad Veracruzana en al menos ocho ocasiones, arrebatándole la vida y dándose a la fuga.

Más tarde, autoridades estatales y servicios de emergencia llegaron al lugar para realizar los procedimientos correspondientes, sin que hasta el momento brinden una postura frente al hecho.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here